Tecnópolis va por más

Fotos: Laura Szenkierman/Tecnópolis.

Por I.P.

La megamuestra ya cumplió un mes. Pasaron tantas cosas desde el jueves 14 de julio, cuando la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, realizó la apertura oficial, que parece un año, aunque el entusiasmo sigue intacto como el primer día.

En un mes, la feria de ciencia y tecnología más grande de Latinoamérica permaneció abierta al público 23 días y recibió más de dos millones de visitantes.

Tan sólo en cuatro semanas se brindaron 150 charlas científicas a cargo de los investigadores más relevantes del país.

En el Espacio que tiene el Conicet hubo 55 charlas sobre ciencia y arte. Y 42 investigadores de prestigio internacional dijeron presente para acercar la ciencia a la gente común, con el deseo de tentar a los estudiantes en un área que necesita de más jóvenes apasionados.

Pero también se hace ciencia y tecnología en la Antártida, por eso en el stand Hielos Argentinos, por el que pasan un promedio de 50 mil personas por día, se realizaron 20 videoconferencias entre el público y los habitantes de la base Jubany, como los científicos argentinos, Maximiliano García y Sebastián Galimberti.

 

Fotos: Laura Szenkierman/Tecnópolis.

Tecnópolis es una megamuestra que fue pensada para todos y para todas. Pero si a un sector se dirige especialmente es a los chicos en edad escolar. Por eso, la agenda durante las vacaciones de invierno ofreció una variedad de espectáculos infantiles difícil de igualar y se financió el viaje de estudios para que las escuelas, sobre todo del interior -como una herramienta concreta para federalizar la muestra- puedan recorrerla.  El número es impactante: 1500 contingentes de escuelas de distintos lugares de nuestro país, con un total de 35.000 alumnos, llegaron a Buenos Aires para ver Tecnópolis y, también, para conocer la ciudad, que en la mayoría de los casos visitan por primera vez.

Por otra parte, y dentro del Programa Mi TV Digital, se entregaron más de 1.264 receptores de señal digital (decodificadores).

El Ministerio del Interior también tiene su espacio en la megamuestra. Y sólo en 22 días de atención al público entregó 11.000 DNI y pasaportes, un promedio de 500 trámites diarios que ponen de manifiesto cómo la tecnología al servicio de la ciudadanía permite avanzar: la documentación se tramita en cinco minutos y se entrega dentro de las tres horas.

También la salud cuenta: 1.150 personas fueron vacunadas por el Ministerio de Salud en lo que va de la muestra.

El Tecno Tren, convertido en una de las atracciones favoritas del predio de Villa Martelli, que atraviesa 50 hectáreas del parque, lleva recorridos 1.104 kilómetros y tiene cuerda para muchos más.

A la hora de la fiesta, la Murga de Fuerzabruta no se cansó de darle color y alegría a grandes y chicos: llegó a las 550 vueltas por la explanada principal, desde donde todos los días seguirá brindando magnetismo con un espectáculo callejero que repite entre siete y ocho veces al día.

Fotos: Laura Szenkierman/Tecnópolis.

Pero no sólo de murga y charlas vive Tecnópolis: el staff de Fuerzabruta, que presenta otros tres espectáculos, realizó 480 funciones entre la Tecno-Murga, La Globa, Pared de Fuego y la escena aérea de Orgullo Nacional.

Y hubo más y para todos los gustos: 60 recitales de primer nivel, organizados por el Galpón Joven, el Espacio de la Anses, La Nave dela Ciencia y otros stand, hicieron vibrar a los espectadores de la feria. Para tomar nota: Kapanga, Tipitos, Javier Calamaro, La Mancha de Rolando, Dante Spinetta, el pelado Cordera, Santiago Vázquez, entre otros, proyectan a Tecnópolis como un nuevo templo del rock nacional.

Además, los chicos encontraron en este parque temático, el país de las maravillas con 60 funciones de Avalancha, la obra especialmente creada por Gerardo Hochman y su Circo La Arena, 100 presentaciones de Urraka, un espectáculo de músicos poco comunes,  30 funciones de Los Cazurros para hacer estallar las carcajadas de grandes y chicos, 300 perfomance de arte en las calles con Electroarte y Asombro Extremo y 150 ediciones de Vialito te enseña.

¿Se puede pedir más?

Sí, que Tecnópolis no se vaya, como lo hicieron centenares de seguidores a través del hashtag “#TecnopolisNoSeVa”, en la red social Twitter, durante este fin de semana. O como lo reclaman los usuarios de Facebook desde la creación de la página “¡Quiero que siga tecnópolis!”.

Los números hablan. Y el público también. Por eso, Tecnópolis va por más.